Almudena, a través de las avenidas de la muerte

Los cementerios son algo más que el lugar donde descansan nuestros seres queridos, son inmensos museos que enseñan bastante sobre la historia, la cultura y la idiosincrasia de los pobladores de una ciudad. Este es el caso del cementerio republicano de la Almudena.

A lo largo de sus nichos, pabellones, mausoleos y demás construcciones, se encuentra entretejido un mundo de tradiciones, mitos, historia y creencias populares los cuales están inmersos en la cultura funeraria del poblador cusqueño.

cementerio almudena en cusco

Cementerio Republicano de la Almudena - Cusco

(1)El Cementerio Republicano de la Almudena, fue construido a mediados del siglo XIX cuando la ciudad del Cusco era una pequeña urbe anclada aun en su pasado colonial. Según el viajero Paul Marcoy, tenía una extensión aproximada de 30000 m2 si se le mide desde la plaza de la Almudena a San Blas, y desde Santa Ana a la Recoleta, contando con una población de 23370 habitantes. (CALVO, 2010)

El ritual funerario del poblador cusqueño, conservo muchos de sus aspectos prehispánicos y coloniales. Los cadáveres, se enterraban por lo general en catacumbas existentes en los templos. Viendo los problemas de salubridad que esto podría generar, el General José Medina, prefecto del Cusco durante el gobierno de Ramón Castilla, dispuso la construcción del primer cementerio público de la ciudad el cual comenzó el año de 1846, siendo inaugurada como indica el frontispicio del cementerio el año de 1850.

Con respecto a la ubicación del Cementerio, según el antropólogo Louis Vincent Thomas, los cementerios se ubican a las afueras de la ciudad, porque representan por un lado la paz de los difuntos en contraposición al bullicio y el stress citadino, y por otro las disposiciones de salubridad. (THOMAS, 1993)

estatua cementerio almudena

Estatua - Cementerio Almudena

Este cementerio debe su nombre al templo de la Almudena, del cual se cuentan  bellísimas historias como la siguiente:  ..”En tiempos de la colonia, existía un hombre que ambicionaba tener grandes riquezas, y para lograrlo, decidió venderle su alma al Diablo. Este accedió, diciéndole que conseguiría su propósito siempre y cuando al cabo de tres años el Diablo vendría a recoger su alma. Cumplió éste su promesa, dándole grandes riquezas a este hombre, el cual las dispuso contrariamente a los que muchos creerían, en grandes obras de caridad hacia los pobres y a la Virgen del templo de la Almudena, de la cual era muy devoto, él fue quien le dio toda la hermosura por la que hoy es conocido dicho templo. Transcurrido el tiempo convenido, tuvo que ir al encuentro del Maligno, para cumplir con lo acordado. El encuentro estaba programado en la parte trasera del templo (actual camposanto). Mientras él se dirigía, montado en su caballo, a encontrar su cruel destino, sintió que alguien lo seguía por detrás, volteó y vio a una mujer hermosamente vestida que el hombre no reconoció en ese momento, la cual le dijo siga caminando, se tranquilice y no voltee para nada que -”yo estoy detrás tuyo”-. Al llegar a su encuentro con el Demonio, éste se alegro de verlo, hasta que vio que  venía acompañado y dijo: “-con ella no puedo, quédate con tu alma, yo no quiero nada”-. Y se fué el Diablo completamente molesto, dejando al hombre con la mujer detrás. Cuando él volteo la mujer le dijo –“te has salvado, porque mostraste caridad con los pobres y al templo”- entonces la mujer desapareció. Al volver el hombre, entro al templo y se acercó a la imagen de la Virgen de la Almudena, para agradecerle por haberlo salvado del Diablo sin saber que era ella misma, cuando se acercó se dio cuenta de que era la misma mujer, llevaba la misma vestimenta, era la misma que le había acompañado a su encuentro con el Diablo. Desde entonces la virgen de la Almudena es muy amada y venerada por la población…” (2)

Este cementerio se construyó donde antes existía un pequeño camposanto colonial a las afueras de la ciudad adyacente a la plazoleta de la Almudena. Colindante a este cementerio se encuentra el Templo de la Almudena y el Antiguo hospital de los Bethlemitas, hoy convertida en la oficina de la Beneficencia Pública del Cusco.

En la construcción de este nuevo cementerio, se utilizaron los materiales del destruido templo San Agustín que se encontraba en la actual calle Ruinas, el cuerpo arquitectónico de la edificación, la misma que flanquea al templo de la Almudena, tiene como base estructural constructiva, el material de la piedra.

Interior del Cementerio Almudena

Interior del Cementerio Almudena

El primer cuerpo de la portada lítica presenta columnas de estilo griego que se asociaba a la arquitectura neoclásica. Según Helga Montesinos, se aprecian 3 calles, la central que es un imafronte simétrico, cuya entrada presenta una portada con arco de medio punto, con impostas que sobresalen en el arranque del arco franqueado con doble columna las cuales presentan un capitel reminiscente al orden Corinto. Ubicado en la parte superior al nártex hay una cubierta que es una cúpula de media naranja. Los otros dos cuerpos laterales, son muros escalonados, los cuales presentan una gárgola para desfogue de las aguas fluviales. Tiene templetes coronados por pináculos.  (CALVO, 2010)

Comúnmente se cree que el frontis del Cementerio fue antiguamente utilizado como paredón de fusilamiento, hecho que puede ser atestiguado por huellas de bala ubicadas en la pared.

frontis cementerio almudena cusco

Frontis del Cementerio de la Almudena

El frontispicio del cementerio que da prestancia a la plaza de la Almudena en general, presenta en equidistancia ventanas y portadas que da acceso e iluminación a los recintos indicados, los cuales presentan arreglos estéticos. Sobre estas portadas además, se presenta la heráldica y mensajes fúnebres en latín. Esos dos recintos funcionaban cuando se inauguro el cementerio como lugar de velación y morgue. En la actualidad existe un proyecto para que los cuerpos de personajes ilustres que se encuentran en pabellones comunes del cementerio, sean trasladados a uno de los portales y expuestos de manera que sean más fáciles de ubicar y conocidos por la población cusqueña.

Ingresando por la portada central, levantando la vista nos encontramos con una cúpula. Este primer espacio tuvo la finalidad de resaltar el ingreso de los féretros, en los lados extremos del recinto, alberga una cruz, y en el otro lado, una evocativa obra escultórica del Cristo Yaciente.

Dentro del Cementerio, la construcción originaria puede reconocerse por estar construida a base de material de piedra, además, muestran elementos arquitectónicos como pináculos, cruces y arcos líticos (CALVO, 2010)

 Los mausoleos más antiguos se encuentran en el ala este de ese cementerio. Muchos de los aspectos más interesantes de esta necrópolis, tienen que ver más con elementos tradicionales que con cuestiones históricas, como un mausoleo, que es tan antiguo como el mismo cementerio, encargándose este de su mantenimiento y cuidado por ser considerado como patrimonio; está fechado en el año 1857  de acuerdo a lo que indica la placa y los nombres de los que allí descansan han sido ya borrados por el tiempo; es quizá por esta razón que muchas veces es utilizado con fines mágico religiosos y prácticas de brujería y satanismo. Ya que hablamos sobre la brujería y magia negra, cabe hacer mención que esta es una práctica muy común en el cementerio, para la cual se hace selección de nichos de obispos y tumbas de niños, porque dícese que las almas de éstos son “relativamente más puras”; nichos sin nombre, vacios, porque buscan llenar este nicho con la victima de la brujería. Estas ceremonias son celebradas los días Martes y Viernes por lo general por ser estos días de los misterios dolorosos del Santo Rosario, utilizando para ello velas negras con inscripciones del nombre de la persona a quien se quiera dañar y del mal del que se quiera inferir. Y ocasionalmente también son utilizados muñecos, cabellos, etc. (GARCIA, Luis Enrique, encargado del ritual religioso del cementerio)

Otro elemento artístico importante es la llamada La Cruz Mayor, muy común en los cementerios antiguos y tradicionales de este país. La que corresponde al cementerio de la Almudena, esta ricamente tallada lo cual indica que es muy antigua, porque las cruces modernas tienen por lo general superficies llanas. La Cruz Mayor no está dedicada a nadie en especial, no posee nombres ni epitafios, y está colocada para que aquellas personas que no recuerdan o no pueden llegar al lugar donde están sepultados sus seres queridos puedan dejar sus ofrendas y hacer sus oraciones a través de esta imagen.

Capilla Central del Santo Roma - cementerio almudena

Capilla Central del Santo Roma

Al lado este del cementerio encontramos la Capilla Central del Santo Roma, la cual fue inaugurada el 27 de Enero de 1802 por el entonces obispo Bartolomé María de las Heras. En los primeros años del cementerio, se realizaban ahí los rituales fúnebres propios del cementerio. Hoy en día sin embargo, se encuentra convertido en un incinerador, el cual tiene la función de reducir a cenizas el cuerpo del difunto transcurrido como mínimo tres años del deceso. El cadáver después de ser incinerado, es colocado en columbarios, o llevado a casa por sus parientes para ser conservados o esparcidos en algún  lugar donde los deudos crean conveniente como chacras, ríos, etc. Sin embargo existe un problema cuando se realizan estas prácticas, ya que muchos parientes del difunto preferirían rendirle homenaje en cuerpo presente por lo que se recomienda que los cuerpos sean confiados al cementerio ya que es el lugar ideal para que los muertos puedan descansar en paz.

Dentro de este cementerio podemos encontrar diferentes tipos de estructuras para la distribución de los difuntos, los cuales contemplan mausoleos, columbarios, osarios, y pabellones además del antiguo camposanto. Los Mausoleos son particulares y están destinados al uso de una familia o instituciones. Los Pabellones se dividen en nichos de niños y adultos, son comunitarias o institucionales. Los Osarios son pabellones especiales de cajones de 50cm x 50cm donde se colocan las osamentas (huesos de las personas) como el pabellón del Señor de Huanca. Los columbarios, que viene del latín “Columbarium” que significa Sagrario, es un nicho donde se colocan las cenizas del difunto.

nichos cementerio almudena cusco

Nichos Cementerio de la Almudena

Es común que el imaginario colectivo haya creado una serie de mitos y leyendas sobre el cementerio, mitos que están relacionados con la religiosidad popular y con la forma que tienen los cusqueños de ver e interpretar la muerte. Por ejemplo nombraremos el hecho de que muchos creen que es peligroso caerse dentro del cementerio, porque “la tierra lo llama” y puede ser presagio de una muerte futura. Otros comentan que es necesario fumar un cigarrillo, tomar un trago para protegerse de los espíritus que rondan sobre este lugar los cuales pueden generar algún mal a la persona “Kaicar”. Cuentan también que las almas penan, y salen de sus tumbas y comparten algunos momentos con sus parientes vivos, especialmente en el día de los muertos.

Otras costumbres de la idiosincrasia cusqueña, se pueden apreciar en lo ornamentos encontrados en cada nicho, cabe resaltar que el Cementerio de la Almudena, otorga amplia libertad para que los deudos expresen su amor con el difunto de la mejor manera que ellos juzguen conveniente. Así se encuentran nichos que son verdaderas obras de arte talladas en mármol, oro, bronce, etc. Como también ornamentos como flores, juguetes, objetos, caramelos, comida, bebida y objetos que simbolizan la ocupación de esta persona cuando estaba en vida; epitafios que recuerdan el gran amor que tienen las personas a sus seres queridos que descansan en paz.

Un análisis de los elementos dejados por los deudos daría a conocer mucho sobre la filiación étnica, religiosa, social, ocupacional, ideológica, de los enterrados en el cementerio, así pudimos encontrar nichos que albergan a comerciantes, policías, químicos, abogados, ingenieros, alcaldes, antropólogos, y hasta ufólogos.

nichos momon y catolico almudena

Nicho Mormón Nicho Católico

También se distinguen las filiaciones ideologices y religiosas por la disposición de las imágenes y los epitafios, así por ejemplo una biblia abierta puede significar que la persona sepultada era Testigo de Jehová, los evangélicos prefieren las cruces llanas, mientras que los católicos un crucifijo o la imagen de algún santo. Los mormones imágenes de un Dios antropomorfo y puesto como parte del cosmos. Los judíos están representados por su infaltable estrella de David. Un grupo ideológico como los masones está representado con el símbolo de la escuadra y el compás.

arcangel san miguel - cementerio de almudena cusco

Arcángel San Miguel

En relación a los mausoleos, la mayoría de ellos exhiben esculturas de connotación predominantemente católica, como arcángeles, ángeles y cruces que representan en la cosmovisión cristiana los entes que conectan el mundo de Dios con el de los hombres. Algunas esculturas muy representativas son las del arcángel San Miguel que aparece matando al dragón, señal del Apocalipsis y del triunfo final del bien sobre el mal y de la vida sobre la muerte. Otra escultura  consiste en dos manos de las que se desprende un ente espiritual, señal de la entrega del espíritu humano a la misericordia divina. Cabe recalcar que la gran mayoría de los que mandaron construir estos mausoleos, escogieron sus ornamentos basándose en un criterio estético y no así por su significado.

También encontramos monumentos con otro tipo de connotación como el mausoleo que pertenece a la familia de los Ruiz Caro, el cual hace referencia del Hombre como parte del Universo entendida desde la cosmovisión andina. En este mausoleo, los deudos combinan perfectamente los rituales de la religiosidad andina, como los pagos a la Pachamama, despachos, etc., con aquellos rituales católicos como responsos y oraciones que se enseñan en las iglesias, esto puede ser interpretado como una especie de sincretismo religioso en el pensamiento de Marzal.

mausoleo ser humano almudena

Mausoleo

Otro mausoleo de interés es aquél que representa a un ser humano con un martillo y un cincel que se esculpe y da forma a si mismo, en representación de que el hombre se creo así mismo como lo indica el pensamiento filosófico de Jean Baptista Vico.

Mención especial merece el mausoleo de los Mendivil que es probablemente el de mayor calidad artística dentro del cementerio. Las esculturas que lo adornan, son representaciones de los reyes magos y ángeles mosqueteros con cuellos alargados, que, según la nieta de Hilario Mendivil, hacen alusión a una adaptación del arte europeo con características andinas, ya que los cuellos alargados representan a los de las llamas, animales autóctonos de esta región. Siendo estas esculturas típicas del estilo del gran maestro Hilario Mendivil.

Durante los días de fiesta, los deudos tienen la costumbre de llevar ciertas ofrendas a sus seres queridos, estas por lo general consisten, si es el día de los muertos, en lechón y platos característicos de la fecha. Hay una analogía en lo que es la carne de cerdo y la carne humana, que al devorar esta carne hay una especie de identificación simbólica entre el deudo y el difunto, siendo una especie de “Eucaristía Andina”. Otra costumbre es el depositar agua o alguna otra bebida dentro del nicho de los difuntos en la creencia de que estos en su peregrinación al más allá sienten necesidad de agua para calmar la sed impuesta por el trecho hacia el encuentro con el Creador.

Detrás del Templo de la Almudena, en la parte oeste del cementerio, se encuentra el camposanto, lugar donde las familias menos pudientes enterraban a sus difuntos desde antes incluso de la construcción del Cementerio oficial. Con el correr del tiempo, hubo un sobre poblamiento de dicho camposanto, siendo enterrados los cadáveres unos encima de otros, lo cual condujo a un gran desorden, por lo que la sociedad de Beneficencia Pública dispuso para principios del nuevo milenio, la exhumación de los cuerpos y la restauración del camposanto. En el año 2001 se hizo un llamamiento a quienes tuvieran parientes enterrados en el camposanto, para que se hagan cargo de su reubicación. Algunos de estos fueron acondicionados en nichos dentro del cementerio, otros trasladados al cementerio de Huancaro, y los que no fueron reclamados por nadie, terminaron en la fosa común de Huancaro.

salida cementerio almudena

Salida del cementerio

Además del importante legado cultural del cementerio, es necesario mencionar que aquí se encuentran los restos de los mas celebres personajes de la ciudad del Cusco republicano que correspondieron al desarrollo de la ideología cusqueñista estructurada, como por ejemplo Humberto Vidal Unda, intelectual que destaco en la creación del día del Cusco, Uriel García, que es escritor indigenista, el artista indigenista Mariano fuentes Lira, el presidente de transición del año 1904 Serapio Calderón, el líder sindical Emiliano Huamantica, así como también intelectuales de la talla del matemático Eusebio Curazao, el médico Antonio Lorena, el antropólogo Manuel Chavez Ballón, los fotógrafos Martin Chambi y Eulogio Nishiyama, el poeta Gustavo Perez Ocampo, el gran Qosqoruna Daniel Estrada Perez, la literata indigenista cusqueña Clorinda Matto de Turner, y muchos otros personajes.

Por último es necesario recordar que el Cementerio para muchas personas es el lugar de los muertos como última morada, pero para muchos otros es solo un lugar de transición, un lugar de vida y de esperanza hacia un mundo mejor para el encuentro con lo sagrado, con lo divino, y es como ya se dijo, el depositario de la historia y la cultura de nuestra ciudad.

Autores*:

  • Lewis Tello
  • Homero Montoya

Notas:

(1)Este Artículo fue realizado como parte de un proyecto para la elaboración  de un documental televisivo sobre el Cementerio de la Almudena.

(2) Entrevista realizada a Luis Enrique García Ramos, licenciado en teología y encargado del ritual religioso del  Cementerio

Bibliografia:

- CALVO CALVO, Rossano: El Histórico cementerio Republicano de la Almudena y la Cultura cusqueña. 2010.
- CUADROS, Manuel E.: Historia y Arquitectura de los templos del Cuzco. 1946.
- ELIADE, Mircea: El Mito del Eterno Retorno. 1985
- IDIGORAS, José Luis: Una Teología desde nuestra realidad. 1982
- MARZAL, Manuel: Tierra Encantada, tradado de antropología religiosa en América latina. 2005
- THOMAS, Louis Vincent: Antropologia de la Muerte. 1993

 

*Este articulo ha sido cedido por sus autores para su publicacón exclusiva en DeArteYCultura.com - Derechos Reservados

Compartir

2 comentarios en “Almudena, a través de las avenidas de la muerte

  1. Leì el libro de Calvo, citado, el cual es mas interesante que este nuevo comentario y que recomiendo sea consultado para conocer ademas la cultura de la muerte cusqueña en el que se presenta como dice el autor este monumento.

  2. Amigo el cementerio de almudena de cusco no fue utilizado como paredón de fusilamiento, la información que manejas se refiere al cementerio del Este (Hoy Almudena) de Madrid, allí se fusilaron mas de dos mil españoles antifacistas, aquí no.

Responder a luis perez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>