Complejo Arqueológico de Saywite – Apurímac

En la comunidad denominado Saywite, del distrito de Curahuasi, de la provincia y departamento de Apurímac, Perú, se encuentra un complejo arqueológico  de origen inca, donde se distinguen monumentos líticos asociados al culto mágico-religioso, a la astronomía, geografía y el medio ambiente, destacando el famoso monolito llamado “Piedra de Saywite”.

complejo arqueologico de saywite
Monolito de Saywite

El complejo está ubicado en la vía carretera Cusco – Abancay, kilómetro 45, a  unos kilómetros del mismo pueblo de Curahuasi, a 3 500 m.s.n.m., con un área intangible de 18,4 hectáreas de perímetro, zona enmarcada dentro de una depresión topográfica.

El término Saywite procede de la deformación del quechua “Sayay – Huite”, que significa “detente, inquieto”, asimismo “Sayay riti” detente o para nieve” (fuente: Municipalidad Curahuasi). Cabe remarcar, que el conjunto arqueológico se encuentra en la vía principal del Tahuantinsuyo, camino que lleva desde Cusco al Chinchaysuyo.

El monumento arqueológico muestra, tallados líticos donde representa la geografía, dentro de ella una sucesión de nueve fuentes, monolitos menores relacionados a otras fuentes;  de igual modo un altar o ushnu (plataforma rectangular) para el culto religioso y la observación astronómica; y el intihuatana. Según estudiosos e investigadores, éste recinto se divide en cinco sectores:

ushnu en saywite
Saywite – Altar o ushnu

Sector 1: Monolitos y recintos, es la principal zona arqueológica, allí se encuentra el gran monolito “Piedra de Saywite”, un enorme bloque de granito, de 2,30 metros de altura, por 11 de circunferencia, de forma ovoide, algo parecido a una maqueta del imperio inca, donde la escultura se pone de manifiesto, con una iconografía variada, ambientes geográficos, montañas, picos y cumbres, laderas, áreas de cultivo, hogares, por ejemplo: La parte alta representa reservorios, fuentes de agua, depresiones (ríos, canales de agua, irrigaciones), éstas conjugan con representaciones de figuras geométricas, resaltando las andenerías.

De igual forma, se observa representaciones antropo, fito y zoomorfas, figuras de animales (pumas, monos, llamas, serpientes, sapos, lagartijas, etc. todas ellas en diferentes posturas y labrados en alto y bajo relieve.

La piedra de saywite, es una especie de un plano pétreo, cuya función era llevar el control de las obras hidráulicas que realizaban, por otra parte, para rendir culto a sus deidades.

Sector 2: Escalinatas y fuentes, constituido por una sucesión de nueve fuentes orientadas de este a oeste, existe una escalinata de 68 peldaños, presentando una rica mampostería delimitada por dos muros, servían para rendir culto al agua.

escalinatas en saywite
tallados y escalinatas

Sector 3: Rumiwasi, Se encuentra al este del complejo, con un área de 1 200 metros, aquí se encuentra el segundo monolito, una  estructura cíclopea de forma rectangular, con tallados de formas geométricas, plataforma y escalinatas, sus fines eran sagrados, para presagiar buenos y malos augurios.

Sector 4: Plaza ceremonial o Ushnu, denominado en el quechua: “Ushnu pampa”, es una plataforma rectangular, lugar destinado para ceremonias netamente religiosas, rendir culto al sol y a la luna, al agua,a los apus; era un lugar de concentración masiva.

Sector 5: Intiwatana, donde se halla un elemento lítico, algo parecido al intiwatana de Machupicchu, de forma rectangular de 3,40 m. de ancho, por 0,94 m. se caracteriza por ser un elemento de observatorio inca, para calcular la hora, solsticios, días meses, etc.

piedra de saywite detalle
Piedra de Saywite – Detalle

En la antigüedad, los habitantes de estos lugares, eran personas que estuvieron ligados al servicio de sus deidades, a sus dioses, a la pachamama, a sus muertos, para ello, dirigían ritos y pronosticaban augurios. El complejo es visitado por turistas nacionales y extranjeros, muy fácil de llagar, asimismo durante la estadía en Saywite, se puede aprovechar otros atractivos cercanos como los baños termales de Cconoc, Taraccasa, los miradores de Usnomocco y Capitán rumi y el Santuario Nacional de Ampay.

1 comentario en “Complejo Arqueológico de Saywite – Apurímac

  1. Tuve el placer de conocer el monumento lítico, es una obra magistral, de singular belleza una extraordinaria maqueta hecha por personas creo yo genios para trabajar con tal precisión en la roca dura, tan luego me dé un tiempo volveré a visitarla así como a todos los restos arqueológicos que hay en la zona, tan importantes y maravillosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*