El cajón peruano

El cajón es un instrumento de percusión de origen peruano,  denominado por el decimista Don Nicomedes Santa Cruz, como  “Su Majestad, El Cajón”,  fue creado por los negros esclavos en el Perú durante la colonización española debido a la prohibición que tenían de ejecutar sus tambores por parte de la Iglesia Católica y el virreinato del Perú, por ser considerado pagano y para evitar la comunicación a distancia entre esclavos, por tal motivo todo tambor hallado fue quemado.  Las primeras referencias documentales del cajón como instrumento datan de mediados del siglo XIX, en donde habría sido usado en primer término por los esclavos negros de la costa peruana.

el cajon peruano

Cajón peruano

Los africanos de la época, al ser traidos al nuevo mundo contra su voluntad como esclavos y ser despojados  de sus costumbres y raíces, se vieron en la necesidad buscar instrumentos con los que pudieran expresarse y quizás encontrar un poco de alivio entonando los cantos de su tierra, y como la música en África esta basada en la percusión, los antiguos pobladores se las ingeniaron para conseguir estos instrumentos, quizás el debido de que el toque de tambores sea prohibido entre otras causas, hicieron que los negros esclavos vieran pronto en los cajones de madera, usados para transportar mercadería, un gran instrumento de percusión, que al entender de las autoridades no eran tambores sino más bien “instrumentos caseros”, no prestándole  mayor atención, es así que fueron empleándose  en sus ritos sagrados y en sus diferentes manifestaciones artísticas.

El tener una procedencia humilde y casera,  hace muy difícil precisar el lugar y fecha exacta del nacimiento del cajón como instrumento musical. Lo mas probable es que en varios lugares de América haya sido usado como tal por la población de origen afro,  antes de la mitad del siglo XIX no hay datos claros en relación al cajón,  los testimonios más antiguos que lo mencionan se hallan en Lima, lo que hace inferir que el Perú sea el país donde nació.

petro carlos "Caitro" Soto ejecutando el cajón

"Caitro" Soto ejecutando el cajón

La historia y trayectoria del cajón peruano ya como  instrumento musical están sumamente ligadas a la zamacueca, exportándose  a varios países de América del Sur incluso se cantó y bailó en zonas de México y California durante la Fiebre del Oro. En 1879 aparece la Marinera, que es una versión con algunos cambios coreográficos y en su estructura musical de la antigua zamacueca, es acompañada por guitarras y cajón. Durante años el cajón acompañó las grandes fiestas repiqueteando en las marinearas, hasta que ya en el siglo XX, a finales de los años 40, empiezan los coqueteos del cajón con el vals criollo o vals peruano, incorporándose  en la década de los 60.  Fué el popular “Gancho Arciniega”, uno de los tañedores y primeros exponentes del cajón, quien lo incorpora al Vals, enriqueciendo esta forma musical, y transformando su carácter hacia un tono más festivo y sincopado.

Afines de los años cincuenta,  el cajón peruano se engalana como amo y señor del ritmo en la música de la costa del Perú, años mas tarde se difunde ampliamente entre grupos de folklore negro y gracias a la destacada participación de agrupaciones como el Conjunto Nacional de Folklore, dirigido por Victoria Santa Cruz, y la conocida agrupación “Perú Negro”, dirigido por Ronaldo Campos, posteriormente, el cajón brilla como instrumento predilecto y necesario en practicamente toda manifestacion criolla, y alcanza su apogeo en las épocas de Arturo Zambo Cavero.

zambo cavero tocando el caj{on

Arturo "Zambo" Cavero y sus músicos

El cajón peruano es construido tradicionalmente con cedro o caoba, sus formas y tamaños varían, sus medidas más usuales son las siguientes: Una base de 35 c.m. x 20 cm. de ancho, y una altura de 46 cm. El espesor de la madera es de 12 a 15 mm. La cara anterior es más delgada, y en ella el percusionista toca con los dedos o con la palma ahuecada, logrando básicamente dos tipos de sonoridad: más grave hacia el centro de la tapa o más agudo en el borde superior de la misma.

Hoy en día, en el Perú, el cajón está presente prácticamente en todos los géneros de raíz afro (lundero, landó, festejo, alcatraz, toromata, panalivio, ingá, etc.), así como también acompañando al vals peruano, a la polka criolla, al one step, al pasodoble, al tondero y a la marinera.

Compartir

2 comentarios en “El cajón peruano

  1. Me gustaría recibir las instrcciones para elaborar un CAJON PERUANO, su sonido es especial, orgullo de Perú, lo es escuchado únicamente, no he tenido la oportunidad de verlo en vivo y analizar los detalles por ejemplo la colocación de las cuerdas de guitarra en el interior. Si alguien me quiere ayudar gustosamente estaré a la espera y seré muy agradecido.

  2. Pingback: El cajón Peruano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>