José Clemente Orozco – Pintor Muralista

José Clemente Orozco, es uno de los grandes representantes y destacados de la pintura mural mexicana, conjuntamente con Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, iniciaron la valiente y sólida batalla por la libertad de expresión  y creación en los muros de edificios públicos, con temas nacionales, causas sociales  y revolucionarias, hoy es en centro de los sucesos culturales  y artísticos de México.

orozco lucha por la liberacion

Orozco – “Lucha por la liberación”

El muralista  y litógrafo Clemente Orozco, nació en Zaplotán, actual ciudad Guzmán, Jalisco (México), el 23 de noviembre de 1883, hijo de Ireneo Orozco y de María Rosa. Aproximadamente a los 7 años de edad  la familia se traslada a Guadalajara, y allí conoció a José Guadalupe Posada, un artista grabador de renombre, cuyas obras motivó a interesarse por el mundo del arte, realizando años más tarde sus estudios superiores en la Escuela Nacional Preparatoria, la carrera de agronomía (1898) y en la Escuela Nacional de Bellas Artes  de San Carlos (1906).

En sus primeras obras artísticas se lograron observar el penetrante espíritu crítico a través de la ironía política realizando series de acuarelas, dibujos, expresionistas, muy en particular la litografía, con argumentos de la vida indígena. Trabaja como dibujante e ilustrador sarcástico en varios periódicos de oposición en tiempos de la revolución, creando temas sacados de realidades de bares y del meretricio.

mural de orozco

Orozco – Mural en Palacio de Gobierno

De igual manera realiza su primera exposición individual  (1916) “La casa del llanto”, en la librería Biblos de la ciudad de México, actividad que fue censurado o simplemente ignorado por críticos de la época, por la temática presentada. En 1917 viaja a los Estados Unidos en busca de nuevas oportunidades, para vivir en San Francisco y Nueva York, allí pasa la vida pintando carteles del cine y juguetes; pero allí también pintó murales par el Colegio Pomona de California, asimismo para el Dartmouth College y el estupendo fresco de la New School for Social Research de Nueva York. Fue el inicio y primera etapa del muralismo de José Clemente Orozco.

En 1922 se unió con Diego de Rivera y  David Alfaro Siqueiros en el Sindicato de pintores y escultores para recobrar y enaltecer la pintura mural  con el apoyo de nuevo gobierno de turno. Pinta el mural “Reconstrucción” en el edificio que actualmente es el Palacio Municipal de la ciudad de Orizaba por encargo de la Secretaría de Educación.

fresco en dartmouth college

Orozco – Mural en Biblioteca de Dartmouth College

Su segunda etapa de la pintura mural, también la cumple en los Estados Unidos, realizando obras importantes, en 1927 pinta tres obras muy significativos y colecciones en óleo como : “Queensboro Bridge”, “The Curbz”, “Winter”, “The Subway”, con formas y características deshumanizadas, asimismo fue invitado a Pomona College en Claremon, gestionado por el historiador José Pijoán, allí decora el Fray Hall , realizó composiciones relacionados en la figura de Prometeo, personaje mítico que valientemente se apodera del fuego divino para entregar a los mortales y que ayudará a los hombres a purificarse, sus murales para la Biblioteca Baker en el Dartmouth donde escenifica la historia de América con la serie La llegada de Quetzalcóatl, el retorno de Quetzalcóatl y Modern industrial man. Después de realizar muchos murales en Nueva York, en 1930 fue invitado para ofrecer clases de fresco en el Dartmouth College en Hanover, Neo Hampshire, estuvo hasta 1934.

Ese mismo año retorno a su país, para pintar con mayor fuerza, pintó “Catarsis”, en el Palacio de la Escuela de Bellas Artes, donde representa el conflicto violento entre el hombre moderno y mundo mecanizado, que al mismo tiempo lo oprime, donde todo es caos.

Entre 1936 – 1939, pinta tres grande murales en Guadalajara, en el Palacio de Gobierno y el Hospicio Cabañas, decoró la cúpula y los muros del anfiteatro de la universidad, la cúpula está representada por una alegoría relacionada al hombre. Pintó un tema histórico en el Palacio de Gobierno de Jalisco, realizó una especie de tríptico relacionado a la lucha por la liberación de México, donde un enorme ilustre personaje es el punto focal.

prometeo mural de orozco

Clemente Orozco – “Prometeo”

Entre 1937 – 1939, realizó pinturas en la capilla del Hospicio Cabañas, dicen que tienen un significado y un compendio de la filosofía humanística del autor, que inicia desde el origen y desarrollo de América y del mundo; la majestuosidad de ésta colosal obra consta de 40  frescos enormes, alojados en las diferentes secciones arquitectónicas del monumento en conjunto, lo cual costa una cúpula, un tambor de soporte, las pechinas, ocho bóvedas y catorce paneles, y muchos fragmentos enormes. En 1940, pintó dos murales en la Biblioteca Gabino Ortiz en Jiquilpan  y Michiocan, ese mismo año también pintó en Nueva York “Dive Bomber”, donde representa el fantasma de la guerra.

En 1941 pinta frescos en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, formado por cuatro cuerpos, donde encierra tres temas. Justicia, riqueza nacional y movimientos sociales obreros. En 1946 recibe el premio Nacional de Arte y Ciencias de México y en 1947 realiza una exposición en el Palacio de Bellas Artes.

Las características de las pinturas del gran Clemente Orozco están básicamente basadas en composiciones de índole social, de estilo heroico, realismo de carácter expresionista, predominan líneas diagonales, colores grises oscuros, el blanco y sienas, no fue gran colorista, quizá su interés principal era plasmar las agonías y angustias del hombre.

zapatistas de clemente orozco

Clemente Orozco – “Zapatistas”

Clemente Orozco, fue un gran muralista mexicano, comprometido con las causas sociales, a través de sus colores expresó las preocupaciones populares, sus obras son cuantiosos en innumerables, impresionantes por sus grandes dimensiones, pintor incansable, además de murales, realizó retratos, dibujos, bocetos, composiciones;  sus proyectos los realizaban en grandes capitales del mundo, sus pinturas lo realizaba de la forma antigua, con una mezcla de temple y óleo, al igual que los pintores medievales, manco del brazo izquierdo, sus últimas obras (1941 -1944) las dedicó a la pintura en caballete y  por último presentó seis exposiciones en la Escuela nacional (1948).

Falleció un 7 de septiembre de 1949, fue velado con honores en el Palacio de Bellas Artes y sepultado en la Rotonda de los Hombres Ilustres, en el Panteón de Dolores, capital de estado de Jalisco, México.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>