Santa Rosa de Lima

Lima, la tres veces coronada, “Ciudad de los Reyes”, vio nacer a la niña llamada Isabel Flores de Oliva, más conocida como “Santa Rosa de Lima”, el 30 de abril de 1586, cuyos padres: Gaspar Flores y María de Oliva, el nombre de Isabel se debe en recuerdo a la abuela materna, posteriormente se le agregó “Rosa” en virtud a su hermosura por el arzobispo de entonces Santo Toribio de Mogrovejo, desde entonces todos la llamaban “Rosa”. Fue la primera Santa de América, patrona de Lima y el Perú, de las Filipinas (desde 1670), canonizada por el Papa Clemente X en 1671. Actualmente también es patrona de las Instituciones armadas de la Policía Nacional del Perú y Fuerzas Armadas de Argentina.

procesion de santa rosa de lima

Procesión de Santa Rosa de Lima

Desde muy niña se sometió a Cristo, a la misericordia, la bondad y el amor por el prójimo, su sentimiento por el pobre necesitado, por el enfermo, ocupándose personalmente en dar asistencia en su propia casa, para ello tuvo que implorar en reiteradas veces a su madre para que le concediera y le permitiese  cuidar a los enfermos y pobres, para ella no existía condiciones o diferencias de clases sociales, se ofrecía voluntariamente y se sentía muy complacida por la compasión.

Vivió en el distrito de Quives, provincia de Canta, al noreste de Lima, en el cual su padre trabajaba en una mina, recibió su confirmación por el arzobispo Santo Toribio de Mogrovejo, el mismo quien lo puso el nombre de “Rosa”. Recibió el hábito de la Tercera Orden de Santo Domingo el 10 de agosto de 1606 en el convento del mismo nombre donde asistía diariamente a hacer sus oraciones. Su vida fue muy humilde, y supo distribuir su tiempo entre los quehaceres del hogar, el trabajo, la oración y pocas horas para el descanso. Su virtud estaba basada a la obediencia y la humildad, ejemplo de sencillez, que lo practicó desde muy niña hasta su muerte, cuando cariñosamente pidió bendición y perdón a sus padres y confesores.

imagen de santa rosa de lima

Imagen de Santa Rosa de Lima

Otra de sus virtudes fue la caridad, donde sentía el deseo de la salvación de las almas, alentaba a sus hermanos dominicos a predicar e ir a las misiones, apoyando a toda clase de los necesitados, en especial a los enfermos y mendigos.

Su penitencia se imponía y era de rigor, azotándose hasta dejar de moretones todo su cuerpo, inclusive pedía permiso para flagelarse, en algunas veces llegó a hacerse los cinco mil azotes de Cristo, lo realizaba por una necesidad forzosa o para salvar algún alma, otra de las disciplinas consistía en la imposición de una corona de espinas sobre su cabeza para imitar el dolor de Cristo, en fin, era muy doloroso el de servir a Jesucristo. Hacia 1615, con la ayuda de su hermano Hernando construyó una pequeña ermita de adobe en el jardín de la casa de sus padres, allí se recogía en sus oraciones y sus penitencias, muchas veces recibía la visita del niño Jesús, razón por la cual todas sus representaciones se asocia con él.

Posteriormente en marzo de 1617, celebró en la iglesia de Santo Domingo de Lima, su místico compromiso con Cristo, siendo Fray Alonso Velásquez (confesor), quien puso en sus dedos el anillo en señal de unión perpetua.

ermita de santa rosa

Ermita de Santa Rosa (donde realizaba sus plegarias)

Santa rosa se ciñó su cintura con una cadena, asegurando con un candado de hierro, luego la llave la arrojó al fondo del pozo de agua (19 metros de profundidad), al pasar el tiempo sus padres se percataron que la cadena se había incrustado en su piel, creándole heridas, le pidieron a su confesor para que se quitase y no siguiera con tal penitencia, Rosa, sabiendo que no podía acceder a la llave, se fue a orar y sollozaba abrazada del pozo, fue allí donde el Señor le otorgó la gracia y milagrosamente la cadena se abrió. Hoy el pozo reposa seco y desde entonces se convirtió en un sitio milagroso, acuden muchos peregrinos a invocar sus deseos en forma verbal o escrita.

Santa Rosa de Lima pasó sus últimos tres años de su vida en la casa de Don Gonzalo Massa, cuya esposa le tenía un especial cariño, tras sufrir una parálisis, Dios la llamó, la mañana del 24 de agosto de 1617 a los treinta y un años de edad, el mismo día por la tarde, su cuerpo fue trasladado al convento grande de los Dominicos “Nuestra Señora del Rosario” (Santo Domingo), al día siguiente hubo una misa de cuerpo presente, para luego proceder el entierro en un sala del convento. El proceso de beatificación y canonización fue casi de inmediato con la información de testigos promovida entre los años 1617 y 1618 por el arzobispo de Lima Bartolomé Lobo Guerrero, Fue canonizada por el Papa Clemente X en 1671.

El día 30 de agosto de cada año se celebra la solemnidad de Santa Rosa de Lima, declarado día feriado en todo el Perú y países latinoamericanos, Su imagen recorre las calles de Lima en procesión, acompañadas por banderas de los países de América y una gran multitud de fieles, entre oraciones y cánticos. Lo mismo sucede en el interior del país.

feligreses en el pozo de los deseos

El pozo de los deseos

 

Compartir

Un comentario en “Santa Rosa de Lima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>