Señor de los Milagros

En la ciudad de Lima Perú, mes de octubre de cada año, se vive un gran fervor religioso de hondo recogimiento espiritual en el catolicismo peruano, considerado como la festividad religiosa más multitudinaria del Perú, donde la imagen del Señor de los Milagros, el Cristo Moreno o Cristo de Pachacamilla, sale en procesión desde el primer día, recorriendo las calles de Lima, trayendo consigo bendiciones de unión y esperanza, donde los cientos de miles de fieles acompañan su travesía entre cánticos, sollozos, ruegos y aroma de los sahumerios.

cristo morado

Procesión del Señor de los Milagros - Lima

Esta tradición también se realiza en las diferentes provincias del interior del Perú y algunos países del extranjero, continuando ciertas tradiciones limeñas al modo local.

Historia del Señor de los Milagros:

En Lima, siglo XVII, cuando llegaron hombres de raza negra, traídos como esclavos, conformaron diferentes cofradías según su clase, éstos a su vez adoraban a diferentes santos, por lo tanto existía cierta rivalidad entre sí; y aproximadamente a mediados de ese siglo los negros de Angola se situaron en un lugar llamado Pachacamilla, nombre que incumbió a los nativos de Pachacámac (hoy Lurín), que fue un lugar donde adoraban a uno de los principales dioses de la costa peruana en épocas pre hispánicas.

En 1651, un negro angoleño pintó sobre un muro de adobe en el lugar donde se asentaron, la imagen de un “Cristo crucificado” para adorar, dirigir reuniones de cofradía y rendirle culto.

en templo de las nazarenas

Imagen de Cristo Crucificado

El 13 de noviembre de 1655, aproximadamente a las 2.45 de la tarde, Lima y el Callao fue sacudido por un terremoto, en el cual se derrumbaron muchas propiedades, entre ellos: templos, casas, mansiones, causando miles de víctimas, inclusive las paredes de las diferentes cofradías; lo insólito es que el muro de adobe donde estaba pintada la imagen de Cristo crucificado no sufrió daño alguno, se veía erguido e intacto.

Años más tarde Antonio León de la parroquia de San Sebastián, encontró dicha imagen abandonada, comenzó a visitar para venerarla y rendirle culto. Este hombre sufría de un mal incurable en la cabeza, producto de un tumor, con el pasar del tiempo, sus plegarias fueron escuchadas, hasta que poco después sanó. La noticia corrió tan rápido, hasta que la señalaron que fue un milagro y desde entonces comenzaron a acudir en masa, en un inicio la muchedumbre era de tez negra y muy pobres, que se reunían por las noches para rezar e invocar al Señor.

sahumerios y velas

Procesión en aroma de sahumerios

Posteriormente la fe de los habitantes prosperó razonablemente y comenzaron a visitar en oleadas sucesivas, con ofrendas para pedir e implorar. En 1671, celosos del accionar de los creyentes, las autoridades eclesiásticas de entonces ordenaron borrar y destruir la imagen del Señor de los Milagros. En setiembre del mismo año, un pintor de brocha gorda quiso borrar con pintura sobre la imagen, éste no pudo, porque sufrió una impresión sobrenatural, que terminó por dejar, a pesar que intentó varias veces; después un soldado también quiso hacer lo mismo, no consiguió nada, después contó que estando al frente de la imagen, vio que embellecía y que la corona de Cristo se tornaba verde. Los fieles murmuraban que era una señal de Dios, que no querían que se quitara la imagen.

A pesar que las autoridades hicieron lo posible para desaparecer este acontecer, pudo más el poder de los devotos, que dichas autoridades terminaron por aceptar, revocando la orden autorizando su culto.

procesion nocturna

Señor de los Milagros - Trujillo

En la actualidad, la tradicional procesión inicia desde el templo de las Nazarenas, para recorrer las diferentes calles durante todo el mes de octubre, “mes morado”, según las crónicas que dicen sobre la historia de la Madre Antonia Lucía del Espíritu Santo, cuando llegó a Lima desde Guayaquil, quien fundó un beaterio de Nazarenas, cuyo hábito era de color morado propio de la túnica nazarena, al quitársela la dirección, fundó otro beaterio el de “Monserrate”, al terminar su permiso, se le determinó un espacio al lado de la capilla del Señor de los Milagros, donde sus beatas cuidaban su efigie.

Ésta particularidad está interiorizada en la cultura peruana, razón por la cual a octubre se le denomina “mes morado”, por ello los fieles acompañan y visten atuendos morados por todo el mes.

Compartir

6 comentarios en “Señor de los Milagros

Responder a jhaqueline estefani Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>