Virgen de Chapi

Virgen de Chapi, cuya denominación proviene de las palabras quechua y aymara: “chaypi”, “cheypi”, “¡Chajchay llallapi!” y otros “¡Chaj llallápi!” ( referido a: allá, aquí, “aquicito”), expresiones que los indígenas pronunciaban, cuando una comitiva trasladaba a la virgen por los desiertos sureños hacia un pueblo cerca de Arequipa y terminó por quedarse en esas desoladas tierras áridas; Castellanizado ésta palabra, quedó como chapi y hoy lleva tal nombre. El fervor a la imagen de la Santísima Virgen de Chapi es una de las pasiones más impresionantes en el sur del Perú, inclusive recordando la Purificación de la Virgen María, fue traída desde España, probablemente a principios del siglo XVIII.

Virgen de chapi - Arequipa

Virgen de chapi - Arequipa

El santuario de Chapi  de ubica en el distrito de Polobaya, a 60 kilómetros de la ciudad de Arequipa,  cabe manifestar que su fiesta se celebra el 2 de febrero, día de la Purificación o Candelaria, pero los peregrinos han elegido de preferencia el 1 de mayo, en que se da inicio al mes dedicado a María, y también el 8 de setiembre, fiesta de su Natividad. La “Mamita de Chapi”  abarrota todos los años a miles de turistas del Perú y otros países del mundo.

Procesión de la Virgen de Chapi

Procesión de la Virgen de Chapi - Santuario

Desde el día 29 se realiza peregrinaciones por los fieles en una  caminata nocturna, que dura más de 12 horas, para llegar al desértico paraje, entonando plegarias y cánticos; pero mucho más antes llegan los ambulantes comerciantes que alegran el ambiente en los alrededores del santuario vendiendo objetos religiosos, viandas, etc. Se puede apreciar un verdadero mar humano descendiendo por la quebrada que conduce a Chapi, personas de todas las edades y clases sociales. Hay quienes prefieren hacer todo por carretera; pero la inmensa mayoría de los devotos llega a pie, caminando alrededor de 15 kilómetros, desde el lugar conocido como “Siete Toldos”.

Fieles descendiendo al santuario de Chapi

Fieles descendiendo al santuario de Chapi

El día 30 de abril se celebran misas continuas, esperando la gran serenata a la medianoche. El 1 de mayo (día central), la misa central, se realiza aproximadamente a las 11:00 horas, y más tarde la multitudinaria procesión, la Virgen sale vestida de Reina (en la víspera sale vestida con atuendo típico, a recibir a los peregrinos que van llegando al Santuario). Sólo se escucha cánticos en honor a la Virgen, se ve a los fieles mover los labios y mirando atentamente la sagrada imagen, entre lágrimas y sollozos, lo hacen de emoción, de alegría, de súplica, de amor de arrepentimiento y de compromiso a la Virgen de Chapi.

El pueblo arequipeño la denomina la “mamita de Chapi”, en recuerdo al rol maternal de María con sus hijos (arequipeños) y son muchos los milagros que se le atribuyen a “la mamita”, desde diversas curaciones hasta hacer llover en tiempos de sequía. El 2 de febrero de 1985 el Santo Padre Juan Pablo II visitó la ciudad de Arequipa para coronar canónicamente la imagen de la Virgen de Chapi, como recuerdo de su paso, luego de besar al niño y a María, el Santo Padre le dejó un rosario de recuerdo. Finalmente los fieles disfrutan por la noche quemas de fuegos artificiales, exquisitos potajes y bebidas. Retornan muy jubilosos, con diferentes objetos religiosos que fueron bendecidos.

Papa Juan Pablo II coronando a la Virgen de Chapi

Papa Juan Pablo II coronando a la Virgen de Chapi – Arequipa 1985

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>